Mucho se viene hablando últimamente del Soylent. Para empezar, el Soylent es un compuesto nutritivo fabricado con la intención de sustituir todas las necesidades alimenticias del ser humano.

A priori, puede llegar a parecer algo muy “abstracto y extraño”, ya que, a partir de una serie de polvos nutritivos, se “asegura” que alimentándonos de ello podemos dejar de ingerir otros alimentos como tal, y vivir perfectamente con Soylent.

En un principio, se creó dicha composición para eso mismo, para sustituirlo por alimentos normales, y así ahorrar tiempo, esfuerzo, dinero y recursos como el agua o la electricidad.

Para comprobar si dicho sustituyente realmente servía como tal, se hicieron distintas pruebas a más de 3150 personas. La conclusión que se sacó es que, en cierto modo, sí que podría sustituir algunas comidas, pero al ser humano nos gusta comer, saborear y disfrutar de los alimentos, así que en general, el resultado fue que una persona podía alimentarse hasta cierto punto de Soylent u otro tipo de producto alimenticio similar, pero en realidad nos gusta muchísimo más comer comida normal como el pescado, la verdura, la fruta o la carne.

A día de hoy, este tipo de productos no podrían sustituir completamente a los alimentos tradicionales, pero sí que servirían como complemento alimenticio. Sólo un 2% de las 3150 personas encuestadas podían alimentarse únicamente de Soylent, el resto lo utilizaría como complemente alimenticio.

A pesar de ello, este tipo de compuestos nutritivos han ido creciendo en ventas y consumo en los últimos 2 años, llegando a generar una cantidad económica desorbitada, entre 80-110 millones de dólares anuales, ósea, tres veces la cifra que se movía el año pasado.

Dejando de lado temas económicos, también tiene ciertas ventajas en nuestra salud, ya que el impacto en la salud parece positivo, ya que el 45% de los encuestados notaba una mejor en su estado de salud, mientras que el 54% no había notado a penas cambios significativos.

Como conclusión podemos decir que a día de hoy no estamos preparados para alimentarnos única y exclusivamente de “polvos”, pero sí que sirve como complemento alimenticio o nutritivo. Realmente, si nos ponemos a pensar en complementos nutritivos o vitamínicos, existen muchos productos, por lo que en realidad Soylent no es ningún tipo de descubrimiento nuevo, sino podríamos englobarlo en una empresa que ha sabido hacer un buen marketing con su producto, llegando a convencer a personas que con Soylent pueden vivir, pero no, no es así.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Cargando...

Un momento por favor...